Ley del Menor Esfuerzo, Peligros de una dieta inapropiada, Mario Bergoglio – Coworking con Lentejas 23

Menor esfuerzo, Mario Bergoglio, Emprender, Dieta, Deporte y salud

Ley del Menor Esfuerzo, Peligros de una dieta inapropiada, Mario Bergoglio – Coworking con Lentejas 23

En esta ocasión Coworking con Lentejas, en la sección de desarrollo personal esta semana continuamos analizando las 7 Leyes de la Espiritualidad  con el Dr. Deepak Chopra y hoy es el turno de la Ley del Menor Esfuerzo: Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad y despreocupación, de ahí que para explicarla pongamos como referencia la naturaleza misma y como opera, desde la subsistencia de las especies, el crecimiento de mismo de las plantas, los movimientos de planetas y hasta nuestro respirar mientras dormimos, todo esto forma parte de algo mágico, aun más allá de un mínimo esfuerzo, es el fluir de la vida, cual río, por ello no hemos de ofrecer resistencia a la vida misma, tanto al asumir  las circunstancias como al empezar proyectos personales o profesionales, sino aceptar y ser responsables de nuestro papel de creador, sí, de creadores de nuestra realidad, recordemos que el lo que nos enfocamos se manifiesta.

 

Ley del Menor Esfuerzo Peligros de una dieta inapropiada – Mision Emprender – Mario Bergoglio.

En la sección de deporte y salud Luis Muñoz de Professionalsport.es nos presenta: Peligros de una dieta inapropiada

Como ya sabemos, porque lo sabemos, la alimentación es fundamental para la vida, y una buena alimentación es imprescindible para una salud duradera.

Actualmente, existen multitud de tipos de dietas (dukan, paleolítica, de la zona etc.).

Pero la dieta que más se sigue, sobre todo en los países denominados desarrollados, es otra, igual o más peligrosa, si cabe: el exceso.

El exceso de azúcares, grasas, saturadas o no, el exceso de calorías diarias, y el exceso de sedentarismo, que no siendo dieta, contribuye de manera espectacular a una mala salud.

El ritmo de vida diario, la facilidad para adquirir algunos alimentos y las necesidades “anímicas” nos llevan a consumir productos ultra procesados, congelados o directamente ya preparados (fast food), llenándonos de azúcar y grasa, y librándonos de vitaminas, minerales y fibra.

Un consumo reiterado de esas comidas y bebidas, y un sedentarismo total conllevan:

Obesidad, que a su vez nos “trae” hipertensión, colesterol, diabetes, arterioesclerosis, etc.

Hígado graso, resistencia a la insulina…

Mala circulación, problemas cardíacos…

Dolores de cabeza, insomnio, irritabilidad, malas digestiones, diarreas…

 

Lo primero que debemos saber es que existen dos factores interrelacionados: cantidad y calidad de la alimentación. ES decir, número de calorías que ingerimos en cada comida y su composición nutricional.

Cómo saber cuántas calorías debo ingerir al día? No es difícil, aunque hay que hacer cálculos matemáticos (sencillos), pero hay que hacerlos. Una fórmula totalmente válida para saber cuántas calorías ingerimos es la fórmula de Harris-Benedict,  revisadas por Mifflin y St. Jeor, 1990.

HombresTMB = (10 x peso en kg) + (6,25 × altura en cm) – (5 × edad en años) + 5
MujeresTMB = (10 x peso en kg) + (6,25 × altura en cm) – (5 × edad en años) – 161

 

Aunque es cierto que subestima o sobreestima las necesidades corporales de aquellos individuos que quedan fuera de la campana de Gauss que utiliza (no es totalmente válido para culturistas ni para obesos mórbidos), es muy fácil de aplicar y sirve para muchísimas personas.

De esta manera, sabremos que, en función de nuestro peso, edad, altura y práctica deportiva, deberemos suministrar a nuestro organismo un total de X calorías diarias, por lo que debemos ajustar esa ingesta a cada comida.

Ejemplo: si necesitamos 2000 Kcal./día debemos saber que desayuno, comida y cena deben aportar, aproximadamente, 1500 Kcal. De manera que las 500 kcal. Restantes serían almuerzo y merienda. Esto es lo que se conoce como Tasa Metabólica basal, y hay que sumarle el gasto.

La siguiente tabla permite el cálculo de la ingesta diaria de calorías recomendada de una persona para mantener su peso actual:

Poco o ningún ejercicio Calorías diarias necesarias = TMB x 1,2

Ejercicio ligero (1-3 días a la semana) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,375

Ejercicio moderado (3-5 días a la semana) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,55

Ejercicio fuerte (6-7 días a la semana) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,725

Ejercicio muy fuerte (dos veces al día, entrenamientos muy duros) Calorías diarias necesarias = TMB x 1,9

Esa es la cantidad, pero, ¿qué pasa con la calidad?

La mayoría de personas conoce lo que son los macronutrientes (HC, Pr y Gr), pero con “ligeros” errores.

Por ejemplo, todos sabemos que el pan, la pasta y el arroz son hidratos de carbono, que resumimos como azúcar, pero también son hidratos las frutas, las verduras y las hortalizas.

En cuanto a las proteínas, todos sabemos que la carne, el pescado, la leche y los huevos pertenecen a este macronutriente, pero ¿y las legumbres? ¿Y los frutos secos? También aportan proteínas.

Las grasas son más fáciles aún por identificar (tocino, mantecas…) pero las “grasas buenas” dónde están? Aceite de oliva, yema de huevo, frutos secos, pescado blanco y azul.

En general, es muy sencillo llevar una buena alimentación, todo consiste en 3 pautas:

Comer unas 5 veces al día

Calcular “la dosis”

“abusar” de alimentos frescos, sobre todo frutas y verduras

Si a esto le añadimos una vida activa, no de atleta de élite, sino activa, conseguiremos mejorar nuestra salud, nuestro estado físico y nuestra estética.

Por eso, en PROFESSIONAL SPORT, diseñamos conjuntamente el plan nutricional y el plan deportivo, para conseguir los efectos deseados en el menor tiempo posible y sin peligro.

 

En la sección de Camino de Valientes Miguel Nieto nos hablará y  recomendará un gran libro: “Misión Emprender”  70 hábitos de los emprendedores de éxito de dos autores unos gurús sobre el emprendimiento, Sergio Fernández y Raimon Samsó.

No voy a explicar los 70 hábitos, tan solo nombraré algunos de los que me parecen más importantes aunque, la verdad es que cualquiera de ellos lo es.

El libro lo  dividen en siete partes y dentro de ellas enumeran los hábitos para llevar a cabo nuestro emprendimiento paso a paso.

Primero lo primero
Emprende para servir, Ejercita tu fortaleza, Eleva el nivel de lo que consideras aceptable
Prepárate como un atleta
Pon el contador a cero una vez al año, descansa, No te quejes nunca, no te rindas nunca
Piensa en grande
No seas tú mismo se mejor, Usa la imaginación no la experiencia, Toma decisiones difíciles, Elije amor o temor
Pon rumbo a lo importante
Dedícate a pensar, Haz tu trabajo en la mitad de tiempo, Practica decir no
Aprende a Aprender
Ponte a dieta hipoinformativa, Le un libro cada semana, Se un eterno principiante
Rodéate de un equipo ganador
Construye relaciones sólidas, No intentes cambiar a nadie, Da sin esperar nada a cambio, trabaja con los mejores proveedores
Haz despegar tu proyecto
Quema las naves, Innova cada año, Aprende a vender, no lo cuentes Hazlo
     

En la sección de La Motivadora: Alexandra Hoyer nos presenta a: Mario Bergoglio, pontífice latinoamericano y el primer Santo Padre Jesuita de la historia de la Iglesia, así como el primero que adopta el nombre de Papa Francisco.

Frases del Papa Francisco:

Menor esfuerzo, Mario Bergoglio, Emprender, Dieta, Deporte y saludCómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres.

El verdadero poder es el servicio.

La virgen María es más importante que los apóstoles, y que los obispos, diáconos y sacerdotes, la mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y los curas, esto es lo que debemos tratar de explicitar mejor a través de una profundización de la teología de la mujer.

No a la doble vida de los benefactores de la Iglesia que roban al Estado, esas personas muestran una podredumbre barnizada.

Quiero lío en las diócesis; quiero que se salga afuera, que la Iglesia salga a las calles.

Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?

Soy un pecador en el que el Señor ha puesto sus ojos.

Tírense los platos, pero no dejen de perdonarse.

Un buen cristiano no se lamenta, está siempre alegre.  

Ley del Menor Esfuerzo, Peligros de una dieta inapropiada, Mario Bergoglio – Coworking con Lentejas 23
Puntúa este podcast

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.