Vara y endrinas 2 – Escritores fuera de tiesto

Es entonces cuando ocurre. Acorralados, estos juntaletras, de común mansos y huidizos, explotan como King Kong en Nueva York. Hartos
de la tiranía del negocio, patalean furiosos y se cagan en la madre que los parió y todo lo que se menea. En ese momento vemos la locura en sus ojos, esa furia que, de normal, son
capaces de canalizar sobre un papel. Ahí los admiramos. Mucho. Muchísimo. Y deseamos que los dejen libres, para que regresen a su hábitat de especie protegida.

Share

Vara y endrinas 2 – Escritores fuera de tiesto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies